25 ago. 2012

Pez.

Quisiera ser un pez, para nadar por las profundas aguas del mundo... Mejor dicho, soy un pez, un pez nadando muy profundo.. El agua esta fría pero mi cuerpo caliente. Sigo nadando y nadando, estoy en las profundas y oscuras aguas.. Mis ojos bien abierto de igual manera no logro ver nada.. Todo oscuro, sin una pequeña luz. Tengo miedo, pero desaparecerá en unos segundos.
Estoy bien, en lo profundo a oscuras, sola, muy sola, completamente sola pero segura porque estoy en el agua, mi mundo. Sigo nadando muy profundo, cada vez más lejos de la superficie. Encuentro un trozo de luz brillante y me dirijo nadando hacia ella. Ella se aleja y yo me acerco hasta tal punto que la alcanzo. La luz brillante me cega por unos segundos pero recobro la vista y nuevamente veo.
No puedo creer lo que mis ojos ven, deje de ser un pez. Y estoy volando. Volando muy alto, muy muy alto hacia el sol. Soy un pájaro, como cualquier clase de pájaro pero uno muy hermoso. Tengo miedo, el mismo miedo que tenia cuando estaba en las profundas aguas, pero estoy segura que pronto desaparecerá. Voy volando alto muy alto tan alto que el sol me cega, no me deja ver.. Pero la ceguera no me detiene, yo sigo hasta el sol. Mi cuerpo hierve y yo sigo sin ver. Sigo volando alto, muy alto y llego a mi destino. Estoy en el sol y de a poco empiezo a ver nuevamente. Miro para abajo y veo todo. Tengo una vista perfecta desde acá arriba y estoy muy feliz, a pesar que no tengo nada y a nadie en el Sol.
Ahora lo comprendo, es una felicidad interior porque estoy feliz por lo que soy y no por lo que tengo. Y yo elijo todo eso que quiero ser. Yo quise ser pez y después pájaro y solamente necesite una sola cosa, una pequeña y maravillosa cosa: Imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario