15 sept. 2012

Mi vida es la pintura.

Mi vida es la pintura.
Mi vida es una pintura, una pintura surrealista como las de Dalí, con unas pinceladas de dolor y atrevimiento como Frida Kahlo. Muchos colores de locura como Van Gogh y unas cuantas pizcas de revolución como Diego Rivera. Unas cuantas pinceladas de misterio y rebeldía como Banksy, con alegría y un poco infantil como Milo. Mis amigas son una mezcla de Andy Warhol y Joan Miró, únicas, raras y con un poco de pop art. Mi familia no la puede representar nadie, ninguna pintura, ningún color , no encontraría ni algo parecido nunca, aunque a mi papá y mi mamá los podría representar Botero y lo haría muy bien.
Todos mis sentimientos los podría representar algún pintor porque mi vida es una pintura. Aunque hay algo que no puede representar nadie, solo yo: mi propia pintura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario